La jugadora estadounidense Megan Rapinoe arremetió contra la FIFA ya que piensa que a la final del Mundial Femenil no se le dio la debida importancia pues se agendó el mismo día que otras finales internacionales refiriéndose a la  Copa Oro y la Copa América.

En entrevista para el diario ‘AS’, Rapinoe comentó que para ella la FIFA puso ‘por debajo’ al futbol femenil sobre el varonil, pues considera un insulto el que se jueguen todas las finales el mismo día.

Últimamente Megan Rapinoe ha estado en el ojo del huracán por las declaraciones que ha hecho en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En el encuentro contra España, Rapinoe dijo en una entrevista “no voy a ir a la puta Casa Blanca, tampoco nos van a invitar, lo dudo”, pero este problema viene de tiempo atrás.

Photo credit should read FRANCK FIFE/AFP/Getty Images

En el 2006 la capitana se unió al jugador de americano Kaepernick y a la iniciativa contra la brutalidad policíaca, injusticia y racismo en su país de arrodillarse durante su himno nacional. En su primera protesta la federación de fútbol de Estados Unidos creó una regla que obligó a todos los jugadores a escuchar el himno nacional de pie, desde entonces en señal de protesta Rapinoe no canta y tampoco se lleva la mano al pecho en señal de protesta.

La estadounidense también ha llamado a Trump “sexista”, “misógino”, “racista”, “mente pequeña”, entre muchas cosas más.

En respuesta a sus declaraciones Trump tuiteó “antes de hablar deberían de ganar”, “Megan nunca debería faltarle el respeto a nuestro país, a la Casa Blanca o a nuestra bandera, especialmente porque se ha hecho mucho por ella y por el equipo. Siéntete orgullosa de la bandera que usas”.

 

La camiseta número 15 no se quedó callada y respondió nuevamente al presidente, “creo que soy particularmente singular y profundamente estadounidense”, “sé que no soy perfecta, pero creo que defiendo la honestidad y la verdad”, “me siento muy afortunada de estar en este país, nunca podría hacer esto en otros lugares, pero esto no significa que no podamos mejorar, ni significa que no deberíamos esforzarnos por ser mejores”, “creo que este país se fundó con muchos ideales excelentes, pero también se construyó sobre la esclavitud”.

No sólo ella ha declarado no ir a la Casa Blanca, Alex Morgan antes de dar inicio al mundial femenil también declaró que está en contra de las políticas anti migratorias, en especial con la separación de familias y por este motivo no iría a la Casa Blanca, mostrando todo su apoyo a su esposo Servando Carrasco que es mexicoamericano, futbolista de Los Ángeles Galaxy.

Megan aparte de ser una jugadora extraordinaria, también es sincera y le gusta decir las cosas como son, también formó parte para la reivindicación del futbol femenil y la igualdad salarial y está muy comprometida contra la discriminación social.

Banner Content

Artículos Relacionados

Programa En Vivo los martes

SÍGUENOS:

INSTAGRAM

YOUTUBE