Hoy hace exactamente un año se anunció la creación de la Liga MX Femenil, en la junta de dueños del 2016. La noticia la dio Enrique Bonilla, presidente de la Liga, quien entonces enfatizó que el torneo tendrá como base a la categoría Sub-23, más elementos Sub-17, de modo que el certamen sirviera como cantera para nutrir a la Selección Mexicana, sobre todo pensando en la categoría Mayor, pues para las juveniles ya se contaba con la Liga del Sector Amateur.

A 365 días de aquel anuncio que revolucionó al mundo del balompié de mujeres en México, la Liga ha cosechado más éxitos que fracasos, aunque Bonilla aclaró que pese a los triunfos deportivos, económicamente están en “números rojos”. “Es una Liga que ha costado mucho dinero, que por el momento no genera ingresos, una Liga en la que los clubes y dueños están comprometidos a seguir invirtiendo, pero hay que dejar muy claro que es un esfuerzo que se está haciendo, que la Liga está en números rojos y que a pesar de ello, nuestros dueños están convencidos de seguir invirtiendo, por lo tanto estaremos en números rojos en un periodo importante en el desarrollo de esta Liga”, explicó presidente de la Liga MX.

Foto: Jemima Sebastián

La publicidad, el nicho que debería sostener a la competencia, todavía está siendo analizado, tanto por la misma Liga MX como por los clubes, por lo que se aclaró que empezarán los trabajos para comercializar, a corto plazo, al torneo femenil. En este sentido, sólo algunos equipos se han aventurado a comenzar a establecer relaciones con patrocinadores, tal es el caso de Atlas y Chivas, quienes usaron en sus camisetas un sponsor exclusivo del equipo de mujeres.

En cuanto a los ingresos por partido, sólo algunos clubes optaron por cobrar la entrada a sus encuentros: para ver al Necaxa se pagaban 50 pesos, mientras que para Santos, el costo era de 30 o 20 pesos; en el caso de Gallos, algunas veces se cobraron 20 pesos, aunque varios encuentros también tuvieron entrada gratuita. Los boletos para los partidos de América y Cruz Azul fueron de 40 pesos, aunque para la liguilla, ver a las Águilas costó 50 pesos. Por otro lado, clubes como Pachuca o Tiburonas nunca cobraron la entrada a sus estadios.

Sobre los sueldos, la realidad marca que el más bajo ronda los 2 mil 500 pesos; en equipos como América, algunas llegaron a cobrar 6 mil pesos, no más; sin embargo, algunas fuentes señalan que las grandes figuras de Selección podían estar ganando alrededor de 30 mil pesos mensuales; una cifra que aún queda lejos de lo que pueden cobrar sus homólogos varoniles.

El Clausura 2018 de la Liga MX Femenil comenzará en enero y con él, nuevos retos por superar, como el hecho de encontrar la forma de que el certamen permita que todos sus involucrados ganen, quizá a un mediano plazo, tomando en cuenta que apenas se cumple un año de trabajo en el proyecto.

 

Banner Content

Artículos Relacionados

Programa En Vivo los martes

SÍGUENOS:

INSTAGRAM

YOUTUBE