viernes, octubre 22, 2021

La estadounidense Simone Biles, considerada la mejor gimnasta de toda la historia en la gimnasia Olímpica, decidió abandonar por su propio pie las competencias a las que había calificado en Tokio 2020, buscando enfocarse en cuidar y trabajar en su salud mental. Después de dejar todas las finales a las que accedió, Simone comentó lo siguiente a algunos reporteros:

“Cuando estás en una situación de alto estrés colapsas y no sabes cómo manejar todas esas emociones. Debo enfocarme en mi salud mental y no poner en riesgo mi salud y mi bienestar”

Aunado a ello, en un post de Instagram, la multimedallista olímpica admitió haber sentido “como si tuviera todo el peso del mundo sobre sus hombros”. Siendo la única mujer, en la historia, en haber ganado todos los títulos de su disciplina, la decisión conmocionó a todo el público, tanto amantes de la gimnasia como ajenos a ella. Anteponiendo su bienestar, Biles deja una gran lección a los atletas… y al mundo en general.

Sin embargo, aún existen algunas personas para las que este tema tan controversial -y tan común en todo ser humano- sigue siendo motivo de análisis, noticia y hasta de murmuración entre diferentes personas, no solo fuera del mundo del deporte, sino también dentro de él. En este caso, al tenista serbio Novak Djokovic -número uno del mundo en su deporte- le preguntaron en una rueda de prensa qué opina acerca de lo acontecido con Simone, a lo que el tenista respondió:

“La presión es un privilegio, amigo. Sin ella no existiría el deporte profesional. Si tu objetivo es estar en la cima de tu deporte, lo mejor es que comiences a aprender a lidiar con la presión y los momentos difíciles, tanto en la pista como fuera de ella”

Días después, el serbio fue eliminado en la ronda de semifinales de la categoría de dobles mixtos y decidió abandonar la competencia y a su compañera Nina Stojanovic, lo que automáticamente le daría la presea de bronce a la delegación de Australia, con la dupla conformada por Ashleigh Barty y John Peers.

Acto seguido, el tenista perdió la cordura en el partido ante el español Pablo Carreño -en donde se disputaba la búsqueda de la medalla de Bronce- y arrojó una raqueta a la grada vacía al no alcanzar una pelota. Al final, tras declararse el marcador final en su contra, Djokovic destrozó una raqueta más estrellándola contra el poste de la red.

Millones de personas batallan diariamente contra ansiedad, depresión, estrés o sufren la lucha incansable de cumplir con las expectativas de los demás, como fue el caso de Biles, ¿ustedes que opinan?

Banner Content
Programa En Vivo los martes

SÍGUENOS:

INSTAGRAM

YOUTUBE